Pavlova hecha con aquafaba (líquido conservas legumbres) con nutella y frambuesa

Fotos a todo color de Pavlova hecha con aquafaba líquido conservas legumbres con Nutella y frambuesa, una receta del grupo Postres, tartas y dulces ¡Con fundamento!. Ingredientes: Mora, Chocolate, Nata, Frambuesa y Cacao, cocínala en Más de 1 hora (según su autor), de dificultad Dificil ¡A por ella!


Valoración4 Likes4.9 / 5
Dificil Más de 1 hora
Todo el año Global

Ingredientes

8
  • 240 Mililitros de Aquafaba (el líquido de dos botes)
  • 400 Gramos de Azúcar normal
  • 1 Cucharadita de Cacao en polvo
  • 80 Gramos de Gotas de chocolate negro
  • 2 Cucharadas de Cacao en polvo
  • 150 Gramos de Nutella
  • 300 Gramos de Nata vegetal
  • 150 Gramos de Frambuesas
  • 1.5 Cucharada de Azúcar
  • 2 Cucharadas de Agua
  • 30 Gramos de Frambuesas
  • Frambuesas y arándanos para decorar

Elaboración

La Pavlova es una tarta muy delicada ya que al estar hecha completamente de placas de merengue seco, es muy delicada y al principio puede dar un poco de miedo prepararla, pero teniendo el cuidado adecuado, os aseguro que es muy sencilla. Mi recomendación inicial pasa por que preparéis las placas de merengue el día de antes si tenéis opción, para que estén más secas por dentro y totalmente frías. Así será más fácil manipularlas.

Empezaremos batiendo el aquafaba a máxima potencia. Yo he metido el líquido en el frigo una hora para que estuviera fresco, porque como para montar las claras es mejor que estén frías, no sé si esto era igual... Y como al estar a temperatura ambiente y ser verano hacía calor... Mas vale prevenir...

Empezaremos batiendo el aquafaba a máxima potencia. Yo he metido el líquido en el frigo una hora para que estuviera fresco, porque como para montar las claras es mejor que estén frías, no sé si esto era igual... Y como al estar a temperatura ambiente y ser verano hacía calor... Mas vale prevenir...

A continuación, agregamos la maicena y la cucharadita de cacao en polvo y lo batimos durante tres minutos.

Bien! Ya tenemos el merengue, aunque parezca increíble, ahora vamos a preparar nuestras placas. Para ello, incorporamos las gotas de chocolate y las otras dos cucharadas de cacao en polvo, y lo integramos usando una lengua de silicona con movimientos lentos y envolventes. Los justos para repartirlo un poco de manera homogénea pero que nos queden manchas de cacao.

Dividimos el merengue en tres partes iguales y reservamos. Sobre una bandeja para horno, colocamos un papel sulfurado en el que dibujaremos dos círculos de 18 o 20 cm de diámetro separados entre sí unos 5 cm. En otra bandeja debemos realizar un tercer círculo. Rellenamos cada circulo con una de las porciones de merengue y lo alisamos un poco con la ayuda de la lengua de silicona.

Precalentamos el horno a 120 grados y horneamos las placas de merengue durante 30 minutos, después bajamos la temperatura a 100 grados y lo horneamos durante 2 horas y 45 minutos. Se que es mucho tiempo pero pensad que no lo tenéis que andar vigilando demasiado. Yo lo metí todo junto, así que hacia la hora y media abrí el horno y la bandeja de abajo la puse arriba y al contrario.

Pasado este tiempo, apagamos el horno y dejamos que baje la temperatura completamente con las placas dentro enfriándose y sin abrir la puerta.

Hacemos el coulis de frambuesa. Ponemos todos los ingredientes en un cazo al fuego (150 gr de frambuesas, cucharada y media de azúcar y 2 cucharadas de agua). Cuando rompa el hervor bajamos el fuego y lo mantenemos a fuego lento durante 20 minutos removiendo de vez en cuando.

Retiramos y pasamos por un colador, de malla muy tupida, ayudándonos de una cucharilla hasta conseguir que pase toda la pulpa. Desechamos las pepitas y guardamos en el frigo.

Una vez que esté frío, montamos la nata a punto de nieve y le añadimos el coulis. Batimos bien para que se integre y quede el color uniforme.

Ahora sólo nos falta montar la pavlova para ello, ponemos una placa de merengue y aplicamos encima un tercio de Nutella. Encima añadimos un tercio de la nata con frambuesa y ponemos algunas frambuesas enteras repartidas. Repetimos esta operación con el resto de placas y decoramos con frambuesas y arándanos

Se debe consumir en un corto periodo de tiempo porque el merengue empieza a absorber la humedad y se puede desmoronar. Yo la mantuve a temperatura ambiente porque la humedad del frigo no la va bien, por eso también utilicé nata vegetal.


Compartir


Observaciones

La aquafaba se usa como si fuera huevo, en principio en cualquier receta. Es interesante sobre todo en aquellas elaboraciones en las que el huevo, ya sean las claras, la yema o entero, sea un componente esencial.

La comunidad de Aquafaba ha determinado una medida estándar que suele funcionar bien, aunque puede variar según la consistencia particular del líquido que se use.

Para sustituir 1 huevo: 3 cucharadas (45 ml).
Para sustituir 1 clara: 2 cucharadas (30 ml).
Para sustituir 1 yema: 1 cucharada (15 ml).



Yo he probado aquafaba de garbanzos cocidos en bote. Cuando empiezas a batir con la batidora el líquido de los garbanzos, y ves cómo cambia su consistencia hasta convertirse en un merengue blanco, esponjoso, espeso y firme, sorprende mucho el resultado. ¿Y qué pasa con el sabor? Obviamente se nota el aroma a legumbre cuando lo manipulas en crudo, pero al mezclarlo con otros ingredientes el sabor se disimula sin problemas. Por eso funciona tan bien con chocolate, y se pueden añadir otros toques aromáticos como vainilla o especias para ocultarlo aún más.



Más información del autor

Tiene 93 recetas y 76 seguidores


Cargando

  • Imagen de perfil de @LaraGutierrez
    Por @LaraGutierrez|hace 4 años

    Porque liquido de fabada? Estoy leyendo y buscando explicacion pero no lo veo, me parece curiosisimo!!!


Enviar comentario
Cargando


 

Olvidé mi contraseña
Iniciar sesión
Cargando
¿No tienes cuenta? Regístrate

Te enviaremos las instrucciones para recuperar la contraseña.

Resetear contraseña
Cargando

 
 
 
Crear cuenta
Cargando
¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión