Mermelada de japoneses

¡Receta con sólo 3 ingredientes! de Mermelada de japoneses. Una de las mejores recetas de Salsas y bases ¿Te la vas a perder?. En tan sólo Más de 1 hora tendrás listo este plato. Disfruta del auténtico sabor de la cocina Mediterránea. Esta receta es ideal para cocinarla en Verano. Dificultad Fácil ¡A cocinar!


Valoración8 Likes4 / 5
Fácil Más de 1 hora
Verano Mediterránea

Ingredientes

4
  • 1 kg. de ciruela roja(opcional)
  • 3 kgs. de japoneses pelados y sin hueso(ciruela amarilla)
  • 2 kgs. de azúcar

Elaboración

Lavé la fruta bien y luego la pelé y separé los huesos. Este paso es muy laborioso, pero con la inestimable colaboración del sr.D., Hemos terminado en un periquete.

En principio, me dispuse a elaborar la mermelada unicamente de japoneses, así que, una vez cortada la fruta la metí en una cacerola y le añadí el azúcar y dejé una hora reposando.

Una vez que empecé a cocinar la mermelada me dí cuenta que podía mezclarle una parte de ciruela roja así que repetí el proceso de lavado y pelado y añadí más fruta. Esto hizo que el color final de la mermelada fuese más oscuro.

Es conveniente cuando esté en plena cocción, ir retirando la espuma que se va formando en la superficie. Nos quedará una mermelada más transparente.

La prueba que yo hago para saber si la mermelada está lista es la siguiente: coloco un plato pequeño en el congelador durante 3 minutos. Lo retiro y le pongo una cucharadita de mermelada. Si al inclinar el plato, la mermelada se escurre muy lentamente, está hecha. Si por el contrario, se desliza muy rápido, dejamos cocer un ratito más.

Los frascos ( y las tapaderas) que utilizaremos para el envasado tendrán que esterilizarse en agua hirviendo. Una vez hecho ésto, las coloco boca abajo sobre un paño limpio ayudándome de unas pinzas de silicona.

Lleno los frascos calientes hasta el borde con la mermelada tambien caliente(hay que tener mucho cuidado, pues si te cae una gota en la mano, duele muchísimo), le pongo la tapa inmediatamente y los voy colocando boca abajo en una bandeja. No les doy la vuelta hasta el día siguiente cuando ya están fríos del todo. Con este método, conseguimos un vacío perfecto. Lo notaréis cuando les déis la vuelta, las tapaderas estarán hundidas en el centro.

Antes de guardarlas en la despensa, las visto para la foto.



Compartir


Observaciones

Entre finales de junio y mediados de julio, los árboles de la huerta de noia están repletos de ciruelas. Los que más abundan año tras año, son los japoneses.Bueno, en mi casa siempre les hemos llamado así, aunque son conocidos con varios nombres: ciruela amarilla, yemas y fatóns (en gallego) .



Más información del autor


Cargando

 

Olvidé mi contraseña
Iniciar sesión
Cargando
¿No tienes cuenta? Regístrate

Te enviaremos las instrucciones para recuperar la contraseña.

Resetear contraseña
Cargando

 
 
 
Crear cuenta
Cargando
¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión