Las croquetas de jamón de raquel

Videoreceta paso a paso de Las croquetas de jamón de Raquel. Ingredientes: Cebolla, Pan, Cebolleta, Leche y Bechamel. El tiempo de elaboracion es de Entre 30 min. y 1 hora. Su nivel de dificultad es Fácil ¡Oído cocina!


Valoración96 Likes4.4 / 5
Fácil Entre 30 min. y 1 hora
Todo el año Global

Ingredientes

4
  • 250 Gramos de de jamón
  • 1 cebolla mediana
  • Bechamel
  • 120 Gramos de harina
  • 120 Gramos de mantequilla
  • 1 Litro de leche
  • 1 Pizca de sal
  • 1 Pizca de nuez moscada
  • pan rallado
  • aceite para freir

Elaboración

Rehogamos la mantequilla en una sartén antiadherente. Para que ligue mejor, echamos un chorro nada escaso de aceite de oliva. Cuando esté caliente, añadimos la cebolla. Solo vamos a freírla para que coja un poco de sabor; y también salamos, pero con moderación. El jamón puede estar ya bien salado. Añadimos el jamón a continuación, para dar más jugo a la bechamel.

Lo dejamos un poco, no mucho y ahora ya sí, añadimos la harina que tendremos que cocinar siempre en la bechamel. Cuando ha cambiado el color, será el turno de la leche. Si tenéis ocasión de utilizar leche natural y un poco tibia. Así la bechamel agarra mejor. Vertemos poco a poco según va pidiendo la propia masa. Nunca la echéis toda de una vez.

Veréis que la bechamel liga mientras removemos de forma constante durante veinte minutos. El objetivo es que no se pegue. Añadimos la nuez moscada, tampoco mucho porque tiene bastante sabor. Dejamos enfriar la bechamel unos minutos antes de pasarla a la manga pastelera.

[Atentos: truco] En la misma placa del horno esparcimos directamente el pan rallado. Lo que vamos a hacer es crear tiras de tal forma que a la hora de cocinarlas sea simplemente cortarlas. Desde la propia bandeja las vamos girando.

Cuando estén completamente cubiertas, con la ayuda de unas tijeras de cocina, hacemos los cortes del tamaño que consideremos. Para que no se revengan, las damos forma con la mano y cubrimos bien los cortes con pan rallado.

De aquí las pasamos al huevo. Si quieres dar mayor consistencia al rebozado, puedes optar por pasar las croquetas por harina antes que por el huevo, y después el pan rallado. Esto ya al gusto de cada uno.

Ahora vamos a freírlas en abundante aceite que esté bien caliente. Al hacerlas caseras, cada una tendrá un forma y un tamaño, a diferencia de las que ya están precocinadas, pero ganamos en sabor. Las vigilamos para que cojan el punto exacto que queremos de sabor y entonces simplemente les damos la vuelta con la ayuda de dos tenedores. Con el punto exacto, las sacamos a una fuente con papel absorbente y presentamos.


Compartir


Observaciones

Las croquetas son un plato muy versátil; son el aperitivo perfecto, un acompañamiento delicioso tanto para un primero como para un segundo… y además las podemos imaginar de mil formas diferentes. Por ejemplo, con el pollo, el proceso es el mismo.


Tags


Más información del autor


Cargando

  • Imagen de perfil de @AzucenaBlanco
    Por @AzucenaBlanco|hace 5 años

    El truco ese no lo conocía! Muy útil!


Enviar comentario
Cargando


 

Olvidé mi contraseña
Iniciar sesión
Cargando
¿No tienes cuenta? Regístrate

Te enviaremos las instrucciones para recuperar la contraseña.

Resetear contraseña
Cargando

 
 
 
Crear cuenta
Cargando
¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión