Receta de Fabes de la suegra

Valoración44 Likes4.1 / 5
Intermedia Más de 1 hora
Todo el año Mediterránea

Ingredientes

4
  • 350 alubias blancas
  • 100 panceta
  • 2 chorizos asturianos
  • 1 morcilla asturiana
  • 1 Pizca de azafrán
  • 1 hueso de jamón
  • Agua
  • Sal

Elaboración

Aviso para navegantes. Las buenas fabes requieren de paciencia y un buen puchero. Antes de ponernos a cocinarlas el paso imprescindible: ponerlas a remojo la noche anterior. En un bol o en una fuente de ensalada honda disponemos la alubia blanca. En casa siempre hemos dado una lavada rápida a las alubias. Que el agua las cubra bien, ya veréis que al día siguiente han chupado bastante agua templada. Hacemos lo mismo con la carne: desalamos la panceta, y el hueso de jamón en agua tibia.

A la mañana siguiente, en la cazuela de barro (o la que tengamos a mano) vertemos las fabes escurridas. Al contrario que con los garbanzos o las lentejas, no pasa nada si el escurrido es muy light. Cubrimos de agua las alubias. Mínimo un dedo por encima. Le echamos un puñado de sal y ponemos al fuego. En un primer momento, a fuego fuerte, que rompa a hervir.

Es el momento de sumar las carnes. Introducimos la panceta, el hueso de jamón, los chorizos y la morcilla, por este orden.

Según se vaya cociendo, veremos que en la superficie se forma una capa de impurezas espumosas. Las retiramos. Repetimos el proceso varias veces. Tened en cuenta que este proceso lleva media hora bien a gusto. Paciencia.

Pasado este tiempo, sacamos un tazón del caldo y echamos las hebras de azafrán. Removemos bien y a la cazuela con ello. Bajamos un poco el fuego y mantenemos la cocción durante 2 horas. Los tiempos son muy importantes. No os olvidéis de ir removiendo cada poco pero con gran cuidado. Si rompemos el haba, molemos el plato. También es muy importante añadir en un par de ocasiones un poco de agua fría para evitar que se cueza en demasía y se nos pochen.

En este tiempo deberíamos probar tanto el caldo como las habas. El primero para controlar que no nos pasemos o nos quedemos cortos; con las habas controlamos el punto exacto de cocción. Alcanzado, lo apartamos del fuego y dejamos que repose aproximadamente 1 hora.

Antes de emplatar, vamos a cortar la panceta, los chorizos y la morcilla en raciones.
Después de toda la mañana, tenemos lista nuestras fabes para triunfar. Que aproveche.


Compartir


Más información del autor

Tiene 19 recetas y 65 seguidores


Cargando

  • Imagen de perfil de @javierjaneiro
    Por @javierjaneiro|hace 5 años

    Cuidado con el hueso de jamón puede darle sabor añejo

  • Imagen de perfil de @Lorenenlacocina
    Por @Lorenenlacocina|hace 5 años

    Sí, el hueso puede dar este toque añejo y estropear el plato. Buen apunte!


Enviar comentario
Cargando


 

Olvidé mi contraseña
Iniciar sesión
Cargando
¿No tienes cuenta? Regístrate

Te enviaremos las instrucciones para recuperar la contraseña.

Resetear contraseña
Cargando

 
 
 
Crear cuenta
Cargando
¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión