Receta de Ensalada de fresas y mozzarella fresca

Valoración30 Likes4.5 / 5
Fácil Más de 1 hora
Primavera Mediterránea

Ingredientes

4
  • 1.5 lechuga de hoja de roble
  • 1 rúcula (al gusto)
  • 250 Gramos de de fresas
  • 150 Gramos de de mozzarella de búfala
  • 2 Cucharadas de de piñones
  • 1 Cucharada de soja
  • 2 Cucharadas de de Aceite de Oliva Vírgen Extra
  • 1 Cucharada de de vinagre balsámico
  • 2 Cucharaditas de azúcar
  • 1 sal

Elaboración

Dos horas antes de preparar el plato pondremos las fresas cortadas en dados a macerar en el vinagre balsámico junto con una cucharadita de azúcar para potenciar el sabor de las fresas. También es recomendable sumergir una hora antes la lechuga de roble y la rúcula en agua, para que adquiera mayor consistencia y frescura.

Ponemos en una sartén una cucharada de agua y otra de azúcar y dejamos que se funda al calor hasta que se forme el caramelo. Añadimos los piñones y removemos para que queden los más sueltos posible. Cuando estén bien cubiertos, se retiran del fuego y se dejan enfriar sobre papel sulfurizado.

Para preparar el aliño mezclamos el aceite, la soja, el vinagre balsámico y la sal (siempre teniendo en cuenta que la soja aporta gran cantidad de sal) y emulsionamos para que se integre todo bien.

Finalmente, cubrimos la fuente con la lechuga y la rúcula quitándoles bien la humedad, extendemos la mozzarella en rodajas, los trocitos de fresas y lo cubrimos con el aliño. Por último, incorporamos los piñones.


Compartir


Observaciones

Los campos se tiñen de rojo pasión. Su agradable olor invade las fruterías y su delicioso sabor regresa para satisfacer unos paladares ávidos de dulzura. Son señales inequívocas: las primeras fresas de la temporada han llegado. Y con ellas, el inicio de la primavera.
El origen etimológico de esta estación está directamente relacionado con el campo: ‘primavera’ significa primer (prima) verdor (vera). Debido a su tonalidad rojiza y su deseada presencia, la fresa es el fruto más representativo de esta época. Durante siglos, el hombre ha asociado el inicio de la primavera con la aparición de las primeras fresas, justo cuando el hielo se derrite y los montes y arbustos se engalanan con un vistoso color rojo. Hermoso para la vista y apetitoso para el gusto.
La cuenca mediterránea, con Huelva a la cabeza, es la zona que agrupa la mayor parte de la producción europea de fresas. Las condiciones climáticas de estas zonas europeas y las características de la tierra, convierten al área mediterránea en el lugar idóneo para el cultivo de la fresa, un fruto agradable para el paladar y agradecido en la cocina.
Desde marzo hasta mayo es el periodo en el que la fresa alcanza un sabor supremo, más dulce y delicioso. En plena época primaveral. Con azúcar, nata o chocolate; leche condensada o dulce de leche; zumo de naranja o unas gotas de limón o incluso vinagre; helados, mousses o mermeladas; bizcochos, pasteles o gelatinas…
Para dar la bienvenida a la primavera, Fresas de Europa ha preparado varias recetas de ensaladas con la fresa como protagonista indiscutible, aunque su versatilidad no tiene más límite que la propia imaginación. Un regalo de lujo para el paladar, que sabe a primavera.



Más información del autor

Tiene 16 recetas y 18 seguidores


Cargando

  • Imagen de perfil de @Juanra1
    Por @Juanra1|hace 5 años

    Me encanta la mezcla de ingredientes, lo probaré seguro


Enviar comentario
Cargando


 

Olvidé mi contraseña
Iniciar sesión
Cargando
¿No tienes cuenta? Regístrate

Te enviaremos las instrucciones para recuperar la contraseña.

Resetear contraseña
Cargando

 
 
 
Crear cuenta
Cargando
¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión